“Mujeres con otros valores”: Malala Yousafzai

Malala Yousafzai nació el 12 de julio de 1997 en el seno de una familia musulmana sunita de la etnia pastún, en el distrito de Swat, provincia de Khyber Pakhtunkhwa en el noroeste de Pakistán.

Su padre Ziauddin, hijo de un imán y maestro, al terminar sus estudios universitarios fundo junto a su amigo Naeem Khan una cadena de escuelas, la Khushal Public School, abierta a la educación de las niñas y a la alfabetización de las mujeres de la zona. Malala se educó en esta escuela y su padre la animo para que empezara a hablar contra la prohibición de la asistencia de las niñas a la escuela. En septiembre de 2008, la llevó a Peshawar a un club de prensa local. “¿Cómo se atreven los talibanes a quitar mi derecho básico a la educación?” dijo a la audiencia en un discurso que tendría cobertura de periódicos y canales de televisión en toda la región.

A finales de 2008, los militares talibanes dirigidos por Maulana Fazlullah tomaron el valle de Swat, e impusieron la Ley de la Sharia, prohibieron la televisión, la música, la educación de las niñas… Aamer Ahmed Khan de la página web de la BBC en Urdu y sus compañeros propusieron una nueva forma de frenar la creciente influencia de los talibanes, crear un blog anónimo escrito por algún estudiante, que hablara de su día a día bajo el régimen talibán. Su corresponsal contactó con el padre de Malala pero no encontraron ningún estudiante dispuesto a hacerlo por temor a represalias de los talibanes. Al final fue Malala quien empezó a escribir el blog, con tan solo 11 años, bajo el seudónimo «Gul Makai» (anciano en urdu), un nombre tomado de un personaje de una cuento tradicional pastún.

En 2009, comenzó primero como alumna y después como educadora en el programa para jóvenes en el Institute for War and Peace Reporting’s Open Minds Pakistan, que trabaja en las escuelas estatales y madrazas de la región para ayudar a los y las jóvenes a participar en debates sobre cuestiones sociales a través de herramientas como el periodismo, el debate público y el diálogo, publicando artículos en periódicos paquistaníes y participando en un programa de radio. El 3 de enero de 2009, se publicó la primera entrada del blog. Malala escribía a mano las notas, las pasaba a un reportero que las escaneaba y enviaba por correo electrónico. En sus notas ella explicaba su vida bajo el régimen del Movimiento de los Talibanes Pakistaníes.

Tuve un sueño terrible ayer con helicópteros militares y los talibanes. He tenido esos sueños desde el lanzamiento de la operación militar en Swat. Mi madre me hizo el desayuno y me fui a la escuela. Tenía miedo de ir a la escuela porque los talibanes han emitido un edicto prohibiendo a todas las niñas que asistan a las escuelas. Sólo 11 de los 27 alumnos asistieron a la clase porque el número se redujo a causa del edicto de los talibanes. Mis tres amigos se han mudado a Peshawar, Lahore y Rawalpindi con sus familias después de este decreto.

Malala Yousafzai, 3 de enero de 2009. Entrada del blog de la BBC.

En la tarde del 9 de octubre de 2012, fue víctima de un atentado llevado a cabo por el TTP, grupo terrorista vinculado a los Talibanes. Un hombre armado abordó el autobús escolar en el que iba Malala, preguntó por ella llamándola por su nombre, le apuntó con una pistola y le disparó varias veces. Otras dos estudiantes también fueron heridas junto a Malala. Fue trasladada en helicóptero a un hospital militar. En los alrededores del colegio donde estudiaban las jóvenes cientos de personas salieron a la calle a protestar por el hecho y los medios pakistaníes e internacionales dieron una amplia cobertura a la noticia. El 10 de noviembre de 2012, el ministro del Interior de Pakistán Rehman Malik dijo que el pistolero que le disparó había sido identificado. El 12 de octubre, un grupo de cincuenta clérigos musulmanes en Pakistán emitió una fatua contra el que trató de matarla, pero el portavoz del TTP, Ehsanullah Ehsan, reiteró su intención de matar a Malala y a su padre.

El atentado suscitó inmediatamente la condena internacional y Malala recibió el apoyo de numerosas personalidades. El enviado especial de las Naciones Unidas para la Educación Global, Gordon Brown, lanzó una petición de la ONU en su nombre, exigiendo que todos los niños y niñas de todo el mundo estén en la escuela a finales de 2015; que ayudó a llevar a la ratificación del derecho a la Educación en Pakistán.

En los días posteriores al ataque, Malala permaneció inconsciente y en estado crítico, pero más tarde, su condición mejoró y el 15 de octubre de 2012 fue trasladada al Hospital Reina Isabel de Birmingham, en Reino Unido, para seguir con su recuperación. Aunque tuvo que continuar con la rehabilitación y fue sometida a una cirugía reconstructiva, fue dada de alta del hospital el 4 de enero de 2013. Después de implantarle una placa de titanio y un implante auditivo en la cóclea,  Malala regresó a las clases en una escuela secundaria en Inglaterra.

Volver al colegio me hace muy feliz. Mi sueño es que todos los niños en el mundo puedan ir a la escuela porque es su derecho básico.

Malala Yousafzai, 19 de marzo de 2013.

En 2013, 2014 y 2015 la revista Time incluyó a Yousafzai como una de las “100 personas más influyentes del mundo”. Ella fue la primera ganadora del premio National Youth Peace Prize que ahora el premio lleva su nombre. En 2013 recibió el Premio Sajarov del Parlamento Europeo destinado a homenajear a personas u organizaciones que han dedicado sus vidas o acciones a la defensa de los derechos humanos y las libertades. En julio de ese año, Malala se dirigió al pleno de la Asamblea las Naciones Unidas para pedir el acceso a la educación en todo el mundo En mayo de 2014, Malala recibió el Premio Nobel de la Paz, por su trabajo por el derecho de todos los niños y niñas a la educación, convirtiéndose con 17 años en la persona más joven en acceder a este galardón en cualquiera de las categorías que se otorga. Compartió esta distinción con el activista indio Kailash Satyarthi, por su lucha contra la supresión del trabajo infantil. En octubre de 2014, fue galardonada con el Premio de los Niños del Mundo en Suecia, cediendo los 50 mil dólares que recibió para reconstruir colegios en la Franja de Gaza.

Mas información:

Malala Fund – https://malala.org/