“Mujeres con otros valores”: Helena Maleno

Helena Maleno nace en El Ejido, Almería, donde empieza a tomar contacto con personas migrantes durante su etapa como asesora laboral en el Sindicato de Obreros del Campo. En 2001 se traslada  a Marruecos, donde comienza a relacionarse con comunidades migrantes; realiza labores de apoyo y empoderamiento de las mismas y desarrolla investigaciones sobre fronteras, deportaciones y asilo para organizaciones como SOS Racismo, Intermón Oxfam o el Servicio Jesuita a Refugiados.

Entre 2007 y 2009 fue delegada en Marruecos de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR). Trabajó con Women’s Link Worldwide, en diferentes informes sobre la situación de las mujeres y la perspectiva de género en el proceso migratorio, realizó investigaciones en Nigeria, Colombia, Alemania, Dinamarca, Francia, Marruecos y España, en los que expone el problema de la trata de personas como parte de un entramado internacional e industrial de esclavitud contemporánea. También ha colaborado con el Defensor del Pueblo de España y ha sido consultora de la región MENA (Medio Oriente y Norte de África) para la Relatora de la Naciones Unidas sobre el derecho a la solidaridad internacional. Como periodista ha escrito numerosos artículos e informes y ha colaborado en varias exposiciones y documentales como: ‘Frontera Sur’, ‘Living with ilegals’ y ‘Niños en el camino’

En el año 2002 funda Caminando Fronteras, organización social de defensa de los derechos de las personas migrantes. Trabaja desde una perspectiva transnacional apoyando a las comunidades migrantes en países de origen, tránsito y destino y en la denuncia de las fronteras como espacios de impunidad, así como en el restablecimiento de sus derechos como seres humanos. En 2015 Caminando Fronteras estrenó el documental Tarajal: Transformar el dolor en justicia, en el que se relata la tragedia en la playa española de El Tarajal desde la perspectiva de las familias de las víctimas, que se organizan en un proceso inédito en el África subsahariana para exigir responsabilidades a los estados europeos y conseguir justicia.

Su labor de crítica y denuncia de las políticas migratorias entre la Unión Europea y los gobiernos africanos ha sido respondida con amenazas y extorsiones. Helena ha denunciado que sufre desde hace años llamadas, persecuciones y agresiones que tienen como objetivo acabar con el trabajo que realiza a través de su organización y que han puesto en peligro su vida.  En agosto de 2017 Caminando Fronteras impulsó la campaña #DefenderAQuienDefiende, en las redes sociales, tras la denuncia de  Helena después de haber recibido la foto de una pistola cargada con el mensaje “Le sugiero el silencio o morirá. Está incomodando a las autoridades”. La amenaza se produce días después a que la activista criticara la actuación de las Fuerzas de Seguridad del Estado en la frontera de Ceuta. Más de 500 organizaciones y entidades nacionales e internacionales se sumaron al apoyo, y la Organización Mundial Contra la Tortura y la Federación Internacional de Derechos Humanos emitieron un comunicado exigiendo a los Estados esclarecer responsabilidades políticas y garantizar la seguridad de la activista.

El 5 de diciembre de 2017 Helena Maleno fue citada por la justicia marroquí acusada de “tráfico de inmigrantes y favorecimiento de la inmigración ilegal”,  por sus llamadas a Salvamento Marítimo, (dependiente del Ministerio de Fomento) cada vez que una embarcación con personas migrantes se encuentra a la deriva entre Marruecos y España. El origen de esta investigación se basa en cuatro dosieres criminales elaborados por la UCRIF de la Policía Nacional española. Una investigación que comienza en 2012 sin ningún tipo de control judicial, vulnerando los derechos fundamentales de Helena, y llena de contradicciones y falsedades, tal y como recogen la Relatora Especial de Ejecuciones Extrajudiciales y el Relator de Defensores de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en sus respectivos informes sobre el caso.

Aunque  la causa ha sido archivada por la Audiencia Nacional española al considerar que no existe delito, los dosieres criminales fueron enviados a Marruecos. La policía española sugiere que la investigación se puede enmarcar dentro del artículo 52 de la ley 02/03 marroquí sobre la inmigración irregular. Las penas, según esta ley, irían desde los seis meses a tres años de cárcel, en el supuesto más leve, hasta la cadena perpetua en el caso más grave.

Estas acusaciones han sido respondidas con una campaña internacional de solidaridad. Al manifiesto en apoyo de Helena Maleno se han suscrito más de mil organizaciones, que ven este proceso como un castigo ejemplarizante para alguien que lleva tiempo denunciando las violaciones de derechos humanos en las fronteras españolas y, de paso, como un mensaje a otros defensores de derechos humanos. Para Maleno, no es más que otro “intento de criminalizar a las personas que defienden el derecho a la vida y su salvaguarda (…) Europa no es quien pone los muertos en el Mediterráneo, y por eso Europa criminaliza ese derecho. Aprecio cierto racismo neocolonial dentro de estas acciones”.

Más información:

Caminando Fronteras – https://caminandofronteras.wordpress.com/

Enlaces de interés:

Frontera Sur 2003 – Alex Muñoz+Helena Maleno  — www.youtube.com/watch?v=iKpGjrUmAiE

Living With Illegals – www.youtube.com/watch?v=0hGrDO9ir8o

Tarajal: Transformar el dolor en justicia – https://vimeo.com/154265793

Saving lives is not a crime: Helena’s story – www.youtube.com/watch?v=iH7VzpsSlpA

Entrevista a Helena Maleno de Caminando Fronteras – www.youtube.com/watch?v=SW28noYej4I

Irreversibles. Helena Maleno: “Estamos todos en la misma patera”  – www.youtube.com/watch?v=5efK7gugYag

Helena Maleno, premio Mundo Negro a la Fraternidad – www.antimilitaristasmadrid.org/helena-maleno-premio-mundo-negro-a-la-fraternidad-2017