Caravana Abriendo Fronteras 2018: hablamos con dos de las participantes

La Caravana Abriendo Fronteras denuncia por tercer año consecutivo, en esta ocasión en Italia, las políticas migratorias de la Europa Fortaleza y la violación de los derechos humanos que sufren las personas migrantes en las fronteras.

Por problemas técnicos solo os podemos ofrecer la segunda mitad de la entrevista telefónica, pero creemos que vale la pena.

Hemos hablado con Almudena de Mujeres de Negro contra la guerra de Madrid y Nuria de CS la Enredadera.

En la primera parte de la entrevista Almu y Nuria, que han participado en las tres caravanas Abriendo Fronteras desde 2016 (Grecia, Melilla, Italia), nos recuerdan las acciones realizadas en el CARA (similar a un CETI, Centro Estancia Temporal de Inmigrantes) denunciando la muerte por violencia machista de una de la mujeres de este centro. En Catania, gran manifestación contra la sede de  FRONTEX y denuncia de que no es un puerto seguro. Posteriormente, han señalado Niscemi, donde se ubica una de las veintiocho bases militares americanas y de la OTAN radicadas en Sicilia. Solo pudo ir una delegación. La vigilancia policial de la que fueron objeto les impidió desplegar la pancarta que portaban pero no gritar consignas antimilitaristas como “OTAN no”, “Estás guerras son muy nuestras” o “¡Bases fuera!”.

Han podido tejer redes con los colectivos italianos de apoyo a las personas migrantes y se llevan una buena sensación. Creen que coordinarse con los colectivos europeos que se solidarizan y actúan para romper la lógica militarista, patriarcal que conduce a la muerte de miles de personas en el Mediterráneo es un objetivo fundamental cubierto por la caravana de este año y de los previos.

 

 

En RIACE. Un ejemplo de acogida de personas refugiadas que han repoblado el pueblo.

 

 

 

Manifestación en Catania frente a la sede de FRONTEX